3 MSI y Envíos Gratis A Todo México En Compras Mayores A $399 MXN

Lo que aprendemos al tener una mascota como compañera de vida

Lo que aprendemos al tener una mascota como compañera de vida

2 Tiempo mínimo de lectura

En esta ocasión, querido lector, tocaremos un tema que a mí en lo personal me toca fibras muy profundas, ya que los animalitos han sido parte importante de mi persona y es algo que quisiera que todos pudiéramos experimentar aunque sea una vez en la vida.


Tener una mascota no significa solo alimentarla y sacarla a pasear de vez en cuando en el caso de los perritos. Va más allá de eso, porque son seres vivos que sienten igual o incluso me atrevería a decir que mucho más que nosotros; además de que nos enseñan lecciones de vida muy valiosas.

 

Algunas de las cosas que yo he aprendido y que creo que muchos de los que tenemos la fortuna de tener una mascota en casa hemos aprendido son las siguientes:


El amor sí es incondicional. No importa quién seas, cómo te vistas o cómo luzcas, amar sin condiciones es eso. Yo te amo sin importar nada. Porque tú eres el que me ofrece alegría, amor y paz. Así es como ellos nos visualizan y nos dan amor sin importar nada. Para ellos somos unos verdaderos héroes.


Hay una frase que me encanta y que va más o menos así: “Deberíamos ser más como nuestras mascotas nos ven”.


La paciencia es una virtud. Enseñar a nuestras mascotas a ir al baño o hacer uno que otro truco, requiere de paciencia y amor. Pero cuando vemos los resultados de nuestra dedicación podremos decir que todo ha valido la pena, cada segundo y cada esfuerzo. 


La fidelidad es una elección. Nuestras mascotas son fieles porque así eligen serlo y sobre todo porque nos aman y es algo que deberíamos aplicar en nuestras vidas, siempre. Sernos fieles a nosotros mismos, a las cosas que hacemos y sobre todo a nuestros seres queridos.


La vida es sencilla y  vale la pena por las pequeñas cosas que hay en ella, las mascotas disfrutan de los detalles, de los momentos sencillos de la vida. Como correr, la lluvia, jugar e incluso comer, creo que deberíamos ser más como ellos y seríamos mucho más felices. A veces las preocupaciones nos consumen; pero en realidad la felicidad se encuentra en todos lados, solo debemos prestar más atención. 


Finalmente, que la vida es mucho mejor, con buena compañía, lo pensemos o no, tener una mascota es tener un miembro más de la familia, son inteligentes, cariñosos, divertidos y sobre todo muy amorosos. Así que si tú vives solo o con más familia. Ellos siempre serán perfectos para darle más alegría a nuestra vida y acompañarnos en TODOS nuestros momentos, incluso en los más difíciles.


Así que si tú, aún no tienes un compañerito de vida. ¡Anímate! Seguro no te arrepentirás. Únicamente recuerda que es un ser vivo que requiere MUCHÍSIMO compromiso de nuestra parte y no es una decisión que puedas tomar a la ligera, porque como dije antes, es un integrante más de nuestra familia y como tal debemos tratarlos.


Más artículos

Ingresa en

¿Ha olvidado su contraseña?

¿Aún no tienes una cuenta?
Crear una cuenta